Entradas

Información de drones y su análisis en la agricultura de precisión

Imagen
Plantas de maíz   Introducción Si bien fue en el sector militar donde surgieron los Vehículos aéreos no tripulado (VANTs) o drones y el que ha impulsado su desarrollo, desde hace ya algunos años han surgido diferentes aplicaciones civiles, que han ampliado el interés, la investigación y el desarrollo de estos sistemas (Barrientos e t al ., 2007).  El uso de los drones y cámaras digitales ha aumentado exponencialmente en todo el mundo, ya que colabora en aplicaciones para diversos análisis de datos espacio-temporal; están siendo utilizados con éxito en la minería, en la agricultura, investigaciones medioambientales, así como en la vigilancia e inspección de infraestructuras sobre todo las generadoras de energía alternativa, como los campos fotovoltaicos y parques eólicos (Martínez et al ., 2015).  Los drones tienen un enorme potencial en la agricultura para apoyar en la recopilación de datos espaciales y la planificación de acciones que mejoren la gestión de los recursos n

Levantamiento y supervisión de infraestructura civil mediante Vehículos Aéreos No Tripulados o drones

Imagen
Cortina de la presa la boquilla, DR05 1. Introducción El auge que tienen los Vehículos Aéreos No Tripulados (VANTs) se debe principalmente a la miniaturización de sus componentes, además, no se arriesgan vidas humanas ante el mal funcionamiento del vehículo (Ojeda, Flores, & Unland, 2014) y es útil para aquellas zonas de difícil acceso geográfico como volcanes, incendios, zonas de desastre como deslaves o inundaciones (Barrientos et al., 2007). Esta tecnología está evolucionando de manera exponencial aportando nuevas aplicaciones en la cartografía, minería, monitoreo de cultivos, bosques y otros ecosistemas, inspección de obra civil, investigaciones medioambientales y en la vigilancia (Martínez et al ., 2015).  Los VANTs pueden adquirir datos de manera rápida y muy precisa que pueden ser procesados comúnmente con la técnica fotogramétrica en nubes de puntos, modelos digitales de superficie (Flener et al., 2013) y ortomosaicos (Hernández, 2006).  La característi